Alitas de pollo con salsa picante

¿A vosotros qué es lo que más os gusta? Las salsas deben ser picantes, de esas que te duermen la boca o sois más de salsa sin picante, que tengan un toque personal, pero nada de nada picante?

Sinceramente, a nosotros nos gustan todas, pero si tienen un toque picante (sin ser de las que te dejan la lengua dormida hasta el día siguiente) nos encantan.

Cuando me entró el gusto por la cocina, uno de los primeros platos que preparé yo sola siguiendo una receta que había encontrado por Internet, fue esta.

A mi medio limón, las alitas picantes le pierden y pensé… Bueno, por probar no pierdo nada y vaya… Después de 10 años juntos, sigue diciendo que es el plato que más le gusta, de los que preparo y es de los menos laboriosos.

Al principio la hacía tal y como venía en la receta. Sinceramente, picaban como rayos y él feliz cual perdiz. Pero tiene un estómago delicado y aunque le chiflan y se las comería todas las semanas, el picante le hacía polvo, así que fui probando combinaciones hasta llegar a la fórmula perfecta para nosotros.

INGREDIENTES PARA LA RECETA

  • Alitas de pollo cortadas (a veces compro solo los muslitos de las alitas, otras veces combino) Suelen ser 12 piezas en total (1 bandeja)
  • 2 o 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 2 o 3 cucharadas de soja
  • 2 o 3 cucharadas de mostaza Dijon
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • AOVE

RECETA ALITAS DE POLLO PICANTES

Veréis que la receta es de lo más sencilla.

Os pondré todos los pasos de la receta original y cosas que yo he ido cambiando o añadiendo para darle un toque propio.

Lo primero que debemos hacer es encender el horno, con calor arriba y abajo, a 180º. Después sacaremos las alitas del envoltorio y las limpiaremos si tienen, todavía, alguna pluma.

En la receta original: Coges una bandeja para horno, pones un chorrito de AOVE y las alitas, después les echas por encima pan rallado y esperas a tener el horno caliente.

Antes de la salsa. Después de la salsa. Un pecado para el paladar

Los cambios que yo he hecho: En una sartén, con un poco de aceite, doras ligeramente las alitas. No hace falta que se frían, es para que cojan color y queden selladas. No más de 5 minutos en la sartén. Después las pasas a la bandeja de horno que debes tener preparada con un chorrito de AOVE.

Si en vez de dorarlas, lo que quieres es freírlas, para que queden más crujientes, pásalas por pan rallado y las pones en una ollita con AOVE hasta que queden bien doradas. Entonces las sacas y las pones en la bandeja de horno.

Mientras calienta el horno y las alitas las tienes esperando, empezaremos a mezclar los ingredientes de la salsa. En el momento en que el horno esté caliente, se deben poner las alitas para que empiecen a hacerse. No esperes a tener la salsa preparada o tardarás mucho más.

¿Quieres mucha salsa? Debes poner 3 o 4 cucharas soperas de cada cosa.

¿Quieres que estén bañadas, pero que no floten en salsa? Entonces debes poner 2 cucharadas.

En una olla pequeña mezclamos: Salsa de tomate (yo la hago casera, pero podéis utilizar salsa de tomate frito compradas del supermercado), salsa de soja, mostaza Dijon (se puede poner mostaza normal, pero la Dijon ya tiene un toque algo picante y siempre potencia más el sabor).

Cuando lo tengamos mezclado decidimos si queremos o no, una salsa picante, como esta receta es de la picante, os cuento cómo lo hago. Debemos pelar 3 dientes de ajo y rallarlos encima de la salsa y por último añadirle 3 toques de salsa tabasco Chipotle.

En la receta original no ponen ni los ajos, ni la salsa de tabasco, le ponen directamente lo que llamo el bitxo, que no es otra cosa que las pepitas de 2 o 3 cayenas.

Removemos toda la mezcla para que se impregne bien y la ponemos al fuego. Debe calentarse, NUNCA debe llegar a hervir. Normalmente, lo que yo hago es poner el fuego a medio-bajo y voy removiendo en todo momento para que no llegue a hervir. Cuando está caliente puedes probarla de sabor por si quieres rectificar.

Es el momento de saber si realmente está a tu gusto de picante, o si la haces sin picante, que los sabores se hayan fusionado y tengan un toque dulce, con un final intenso.

Cuando las alitas lleven unos 15 – 20 minutos es hora de echarles un poco de salsa por encima. Personalmente, yo pongo la salsa con una cuchara para no pasarme. Después cierro el horno y espero 15 minutos más.

Pasado este tiempo, vuelvo a abrir, les doy la vuelta y baño el otro lado de las alitas. Dejamos en el horno otros 20 minutos más para que se vayan haciendo.

Cada horno es un mundo, así que se deben vigilar, porque aunque yo, en total, las dejo una hora, aproximadamente, a lo mejor vuestro horno necesita algo más.

Yo soy de la que hace mucha salsa, porque a mi medio limón le encanta mojar el pan en ella, o simplemente, seguir bañando las alitas en la salsa. Muerte Salsera Total.

Por eso, cuando veo que le queda poco tiempo, termino de echar el resto de la salsa sobre las alitas. Esto es a gusto de cada uno. Puedes poner lo que te queda en una salsera y servirla aparte para disfrutarla con el acompañamiento.

En cuanto a la guarnición…. Cuando se las hago a mi marido no hago nada, no lo quiere. Pero cuando las he hecho para visitas, lo que mejor le va es un puré de patatas y lo condimentas con un poquito de salsa por encima. De Rechupete.

Otra posibilidad es arroz blanco, pero si me dan a elegir, el puré es lo mejor.

Así que solo os queda probar la receta y decirme qué tal os ha ido. Si os gusta el picante no dudéis en seguirla al 100%, si la queréis para toda la familia o paladares que no toleran el picante, simplemente pasar por encima en el punto de los ajos y salsa chipotle.

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Maisfashionbcn dice:

    Muchas muchas gracias!!!! La haré seguro!! Por cierto, yo soy de picante pero sin pasarse.

    Me gusta

    1. Espero que cuando las hagas me pases un comentario. Si os gustan picantes, no te cortes!!! 🙂

      Me gusta

  2. Gracias por la receta, pinta espectacular:)

    Me gusta

  3. Las he probado y están buenísimas ¡Bravooo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Genial!!! como me alegro! Espero que lleves la receta a tu blog 🙂

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s