Caldo Casero

En casa somos mucho de cuchara. Tengo que reconocer que un buen puchero sienta genial al cuerpo.

Los platos de toda la vida. De nuestras abuelas, con recetas nada laboriosas pero con mucho amor y dedicación. Esas son las recetas que más nos apetece y más estos días de frío.

Hoy quiero traer una receta de este tipo. De las que decimos, de toda la vida. Y aunque son 3 horas de cocción, no da mucho trabajo, simplemente hay que tener paciencia y tiempo.

INGREDIENTES PARA EL CALDO

  • Zanahorias
  • Apio
  • Chiribia
  • Nabo
  • Calabaza (opcional, pero le da un gusto muy rico)
  • Patatas (yo suelo poner para los tres 6 patatas medianas)
  • 1/2 pollo (la parte trasera)
  • Hueso de jamón
  • Hueso de espinazo
  • Pie de cerdo
  • Taco jamón
  • Ternera
  • Ingredientes para la pelota: 300 gr. de carne de ternera, 1 huevo, ajo, perejil, pan rallado (es mejor un trozo de pan, mojado en leche, pero si no tienes, el pan rallado también servirá) y harina

RECETA PARA UN CALDO CASERO

Lo más importante para hacer un buen caldo es: PACIENCIA.

Siempre se dice que las cosas de Palacio, van despacio y en este caso, así es, porque para hacer un buen caldo necesitamos un mínimo de 3 horas de cocción.

Para empezar, pondremos toda la parte de la carne (los huesos primero, junto al jamón, luego la ternera, el pie de cerdo y por último ponemos el pollo). No pongo aceite, ni tampoco sal. Tanto el hueso, como el jamón ya están salados, además de que todo, cuando empieza a hervir saca su propio jugo, por lo que, en un principio no necesita, pero si a ti te gusta ponerlo, esto es al gusto del consumidor y/o chef.

Encima de toda la carne y huesos pondremos la verdura (zanahorias, apio, nabo, chiribía, calabaza). Puedes limpiar bien la verdura y ponerla tal cual o pelarla. Yo siempre la limpio y la pelo, me gusta más.

Llenamos la olla de agua. Ponemos al fuego, con el fuego a máxima potencia, hasta que empiece a hervir.

Cuando veamos que rompe a hervir, baja el fuego a medio-bajo, pon la tapa de la olla, pero no lo tapes del todo, pues si no, empezará a brotar y tendrás un pequeño desastre. Yo tengo un pequeño truco. Pongo una cuchara de madera entre la olla y la tapa, así siempre quedará abierta y el vapor puede salir sin problema.

Dejamos hervir durante una hora y media con el fuego medio-bajo. Normalmente, cuando lleva 45 minutos yo abro la tapa y saco la espuma y restos que los huesos sacan de dentro, pues son cosas que luego no te quieres encontrar en el caldo, además de que el gusto, personalmente no me gusta.

Mientras va hirviendo el caldo, es el momento de hacer lo que llamamos, la pelota. No tiene mucho misterio, pero tenemos que tener una carne de buena calidad, 100% ternera, para darle un gusto especial a nuestro potaje.

Preparación para la pelota: amasar la carne picada. Añadir el huevo y mezclar. Cuando esté todo bien mezclado echar el ajo, perejil y la sal. Yo normalmente rallo el ajo, así no te encuentras tropezones, pero le da un gusto exquisito. Por último, si tienes una rebanada de pan, que has tenido en leche durante un rato para que se ablande, la añades a la mezcla y remueves para que se quede todo bien compacto y esparcido. Como he dicho anteriormente, si no tienes pan, puedes usar pan rallado, usa un puñado, sin pasarte, queremos que quede compacto para que la pelota, en la olla no se rompa, pero que no quede un mazacote, porque luego estará dura. Le das forma de pelota (puedes hacer una grande, o puedes hacer pelotas pequeñas, tipo albóndigas, todo depende de cómo la quieras servir. Yo normalmente la saco con la patata y nos la comemos con las verduras y la carne, antes de tomar la sopa, pero si haces pelotas pequeñas, las puedes poner en la sopa con la pasta, porque también está deliciosa).

Cuando ya tengas la forma, solo queda enharinar para poder meterla dentro de la olla.

Cuando ya ha pasado la primera hora y media es el momento de introducir las patatas (peladas, pero no cortadas) y la pelota en nuestro caldo. Para ello, solo tenemos que abrir la tapa, poner los ingredientes y volver a poner algo más de agua, porque aunque penséis que tenéis mucho caldo, los ingredientes han ido absorbiendo el agua y quedará algo más de la mitad de la olla.

TRUCO PARA TENER MÁS CALDO: En el momento en que vayas a meter las patatas y la pelota, suelo sacar casi la mitad del caldo que está en la olla, suele darme para una olla mediana-pequeña. Y así, tengo caldo extra que puedo guardar (en nevera o congelar) para varios días posteriores. Si deseas hacer esto, una recomendación: cuando falten 30 minutos para añadir los nuevos ingredientes, pon agua a hervir en otra olla, así cuando lo añadas a la olla del caldo ya está caliente y no tiene que volver a calentar todo.

Cuando ya has puesto las patatas y la pelota en la olla. Vuelves a tapar con la tapa, pero no del todo, como antes, y que siga hirviendo con un fuego medio-bajo durante otra hora y media más.

Cuando lleva unos 40-45 minutos, vuelvo a sacar algún resto que queda flotando. Y dejo que siga hirviendo. Como digo, esta es una receta de paciencia. Lo bueno, es que te permite hacer otras cosas, puedes cocinar otros platos, mientras hierves. Yo normalmente, el día que hago caldo, es el día de limpieza general en casa. Mientras la olla está chup-chup en la cocina, yo voy limpiando armarios, estanterías, cuadros,…

Si quieres hacer una sopa con los galets típicos de Navidad (los grandes), te recomiendo que cuando falten unos 25 minutos para acabar, pongas una olla con agua a hervir. Cuando ya esté hirviendo, poner los galets, pues suelen tardar unos 15 minutos en estar totalmente hechos. Si los haces con el caldo casero que estás preparando, se comerá casi todo el caldo antes de terminar de hacerse.

Cuando hayan pasado 13 minutos, los sacas de la olla, escurrir y esperar a que termine el caldo.

Es el momento. Han pasado las 3 horas de cocción del caldo y tu casa huele a tradición, a plato casero, a cuchara.

Apagar el fuego, sacar todos los ingredientes de la olla, con cuidado para que lo máximo, del caldo, siga estando en la olla. Cuando no te quede nada y para aquellos que no les gusta encontrar algún tropezón de verdura o carne en la sopa. Puedes colar el caldo (tanto el que ya habías hervido anteriormente con el nuevo).

Después de colar, preparas una olla, donde poner los galets que ya tienes a medio cocer, vuelves a encender el fuego y dejas entre 3 – 5 minutos más. Tiempo para que terminen de hacerse y podrás servir una suculenta sopa.

¿Qué hacer con los ingredientes del caldo?

Personalmente: Yo preparo un plato donde pongo las patatas, la pelota, parte del pollo y del jamón. Cuando estamos en la mesa, nos preparamos un plato de patata con pelota, que está delicioso. Mi marido, normalmente hace un puré con todo los ingredientes. Mi hija es de patata con pollo. Y siempre, siempre repite. Yo soy de todo un poco, pero sin pasarme, que luego está la sopa.

Con la verdura que me gusta (zanahoria y calabaza) hago una crema, tampoco sale mucho, pero da para un plato.

Con la carne restante, quitando los huesos, lo pico todo y preparo unas croquetas de cocido que nadie rechaza.

Así que un día que tengáis tiempo y ganas de cocinar. No dudéis en hacer un caldo casero. Vuestro cuerpo lo agradecerá y de la propia receta pueden salirte más platos para la semana.

¿Qué te ha parecido la receta? ¿Tu también haces caldo casero en casa? ¿Cuáles son tus trucos?

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Me encanta!!!! Justo esta semana he compartido yo mi receta de caldo!!!!
    Tomo nota de esta variante….con calabaza 😍😍😍

    Me gusta

    1. Nos ponemos de acuerdo con las recetas 🙂

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s