Pastel de chocolate

¿Sois amantes del chocolate?

Si tu respuesta es un rotundo sí, quédate aquí, porque hoy traigo la receta de un pastel que tendría que estar prohibido, ya que para los amantes del chocolate, puede acarrear una muerte dulce, lenta y deliciosa.

Durante este confinamiento, muchos de nosotros hemos tenido que vivir experiencias que no creíamos que pasarían nunca. Para muchos, una de estas cosas, es celebrar el cumpleaños entre cuatro paredes y sin poder celebrarlo en un restaurante que te guste, con la gente que te quiere, con regalos y por supuesto, con un pastel y tus velas.

Esto es lo que nos pasó hace unos días. Mi madre cumplía años y todos encerrados. La «suerte» que tenemos nosotros es que somos vecinos y cuando digo vecinos, es que estamos puerta con puerta, por lo que no tuvo que pasar el cumple sola, sin su hija, nieta, yerno,… Pudimos celebrarlo con ella, en casa y tuvo su pastel de cumpleaños con sus velas para poder celebrarlo y por un rato, poder olvidar todo lo que está pasando.

Lo bueno de esta receta es que puedes hacerla con los peques de la casa. Se entretienen y si les gusta la cocina, pueden, durante un rato ser auténticos chefs.

Ingredientes para la receta

  • 175 gr de mantequilla
  • 200 gr de harina
  • 4 huevos
  • 150 gr de cacao
  • 1 cdta levadura Royal
  • 25 gr maicena
  • 75 gr pepitas chocolate
  • Sal
  • 200 gr de chocolate negro
  • 200 ml crema de leche
  • 1 cdta mantequilla (opcional)

Pasos para la receta

Lo primero que haremos será encender el horno, para precalentar, a 180º con calor arriba y abajo.

Lo primero que debemos hacer es batir la mantequilla hasta obtener una mezcla suave, pero para poder conseguir esto, tienes dos opciones. La primera es tener buena memoria y recordar que la mantequilla debe estar a temperatura ambiente. La segunda es, si no tienes buena memoria, como yo, tener algo que te caliente la mantequilla para poder batir, por eso quiero una batidora que le eché el ojo hace un tiempo. Mientras tanto,… hay que acordarse de sacar la mantequilla.

Cuando tenemos la mantequilla con una mezcla suave, incorporamos el azúcar y batimos para que se integren los dos ingredientes. Cuando veamos que la mezcla está bien, debemos ir añadiendo los huevos.

IMPORTANTE: Se añaden los huevos uno a uno. Es decir, agregamos un huevo, batimos y cuando este esté bien integrado, añadimos el segundo y así con los siguientes.

Cuando tenemos la mezcla de estos ingredientes, debemos añadir los secos. Harina, cacao en polvo, maicena, levadura y sal. Para ello, tamizamos estos ingredientes para que no se formen grumos. Podemos tamizar mientras los vamos añadiendo a la mezcla. También podemos tamizarlos previamente y los vamos añadiendo después.

IMPORTANTE: Los ingredientes secos, cuando se añadan a la mezcla, debe ser poco a poco. En dos o tres veces. Ya que se hará una mezcla un tanto espesa.

Para mezclar los ingredientes, lo haremos con movimientos envolventes y en el momento en que veamos que está todo bien integrados, echaremos las pepitas de chocolate y mezclaremos para que se queden mezcladas por toda la masa.

Ahora pasaremos nuestra mezcla a un molde, previamente preparado (engrasado o con papel de horno) para poder poner nuestra mezcla e introducirlo en el horno.

TRUCO: Para que el bizcocho se haga, pero no crezca exponencialmente hasta romperse por arriba. Lo mejor es poner calor solo abajo y cocinarlo así. Por ejemplo, mi horno tiene mucha potencia y no es la primera vez que mis bizcochos se rajan en medio y no quedan bonitos. A veces parecen magdalenas gigantes y mirando y remirando, me di cuenta que era por el calor que desprendía el horno, es mejor ir poco a poco y bien.

Dejamos nuestra mezcla, en el horno, durante 30 – 40 minutos, sin abrir el horno. Pasado ese tiempo, abriremos y hacemos el truquito del palillo, para saber si está bien heho por dentro. Ya lo sabéis, si el palillo sale limpio, bizcocho hecho.

Cuando veamos que está listo, sacamos del horno, ponemos el molde encima de una rejilla durante 10 minutos para dejarlo reposar. Pasado ese tiempo, lo desmoldamos y dejamos en la rejilla, para que se enfríe.

Ahora es momento de hacer la cobertura. Rápida y fácil.

Lo primero que tenemos que hacer es trocear el chocolate y ponerlo en un bol. Después calentamos la crema de leche. Yo lo hice directamente en el microhondas, con intervalos de 30 segundos, para que estuviera bien caliente, pero no ardiera.

Cuando tengamos la crema de leche caliente, la vertemos sobre los trozos de chocolate y dejamos durante un minuto, minuto y medio, para que la crema de leche empiece a deshacer el chocolate. Pasado el tiempo, con una espátula o lo que tengamos a mano, debemos ir removiendo para que se mezclen los ingredientes. Al principio es muy líquido, pero mientras remueves, verás como cambia de color y consistencia.

Opcionalmente, puedes poner un trozo de mantequilla para que la mezcla sea más brillante, pero como digo, esto es opcional.

Cuando esté lista, dejaremos que se temple y una vez esté fría, la taparemos con papel film transparente (IMPORTANTE: El film debe tocar la mezcla para que no se haga costra) y la llevaremos a la nevera por una hora, más o menos.

El bizcocho, también es bueno ponerlo en el frigorífico, para que se asiente y no se desmigue cuando pongamos nuestra cobertura.

Pasadas esa hora, sacaremos la cobertura, removeremos un poco para que se atempere. Y ponemos, con ayuda de la espátula dicha cobertura.

Si el bizcocho es grueso, podéis poner parte de la cobertura, en medio del bizcocho y el resto como cobertura. Pero eso es a gusto de cada uno.

Aunque tengamos que estar confinados, podemos seguir celebrando días especiales para nosotros, sin excusas, gracias a esta receta. Si no hay un día especial, pero quieres preparar un pastel, también sirve 🙂

Espero que os haya gustado la receta y si la hacéis, me mandéis mensajes con vuestras impresiones.

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Tiene una pinta espectacular…Cómo vea la receta mi hija…Estos días no para de hacer cosas por la cocina.
    Menos mal que tu madre vive puerta con puerta y lo pudisteis celebrar juntos…

    Le gusta a 1 persona

    1. Jejejeje. La verdad es que está delicioso. Así que es perfecto para que lo haga tu hija. Si lo haceis, me avisas!!!!
      La verdad es que sí, porque pienso en todas esas personas que están lejos de su familia y me siento una privilegiada.

      Me gusta

  2. Uy uy uy… con tiempo como tenemos ahora, no puedo ver recetas como esta… ¡qué ganas de probarla! Tiene una pinta espectacular.

    CocinaDeEmergencia!

    Le gusta a 1 persona

    1. jajajaja. este es el problema, que tenemos demasiado tiempo.
      Espero que te guste, ya me contarás 🙂

      Me gusta

  3. Menuda pinta!!! Un super pastel de cumpleaños en toda regla! Hará las delicias de los más chocolateros! Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. pues sí. Yo adoro el chocolate negro y este pastel es una delicia!!

      Me gusta

  4. A mi me gusta el chocolate pero a mi marido le chifla, creo que te va a agradecer mucho esta receta cuando la pruebe jajaja, seguro que a tu madre le encantó y espero que pasarais un cumpleaños muy feliz a pesar de las circunstancias, un abrazo y cuidaros mucho.

    Le gusta a 1 persona

    1. jajajajaja. Espero que tu marido se chupe los dedos de lo que le gusta. Ya me contarás cuando la hagais.
      Sí, a mi madre le encantó y aunque pasamos el cumple encerrados, pudimos estar juntos.
      Gracias!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s