Endivias al Roquefort

Como he dicho alguna vez, el que comamos solos no significa que no nos podamos hacer pequeñas – grandes recetas con las que disfrutar de la comida.

Se oyen campanas de un nuevo confinamiento y me tiembla todo el cuerpo al pensar en volver a pasar lo mismo. Hoy mismo le decía a mi medio limón lo agradecida que estaba, que pese a todo esto, a nosotros no nos ha faltado trabajo y hemos seguido en nuestros respectivos puestos. Yo desde casa con el portátil, y él… Él casa día tiene que ir a casas ajenas y eso me tiene muy nerviosa, por lo que pueda pasar.

Algunos de estos días de teletrabajo estoy sola y muchos pensaréis… Pues tiras de lo primero que encuentres en la nevera. Pues no. Desde hace años aprendí que comer sola no significaba comer cualquier cosa y por ello, empecé a cocinar, no para los demás, si no para mi.

Hoy traigo una receta rápida y deliciosa, que para los amantes del queso Roquefort debe ser como tocar el cielo. Endivias al Roquefort.

Ingredientes

  • 1 bandeja con 4 endivias
  • 200 gr queso roquefort
  • 100 ml nata para cocinar
  • Un puñado de nueces

Receta

Más o menos 30 minutos antes de servir este plato, haremos la salsa Roquefort.

Muchas personas les gusta hacer esta salsa caliente, deshaciendo el queso con un chorro de aceite y la crema de leche. Queda más ligera, pero personalmente esta manera de hacer la salsa en la sartén solo la utilizo para cuando cocino un plato caliente y la salsa lo acompaña.

En este caso, las endivias están frías y por ello la salsa la preparo con la batidora y el vaso.

Cortamos en dados el queso y lo echamos al, vaso de la batidora, luego echamos 50-60 ml de la nata para cocinar. Batimos un poco y vemos la textura, si está extremadamente densa, es mejor echar un poco más de nata para cocinar y batir de nuevo. Si te gusta muy densa, no hace falta.

Tapamos el vaso de la batidora y metemos en la nevera 30 minutos. Así cuando vayamos a servir la salsa se ha enfriado y es mejor para manejar.

Pasados los minutos y justo antes de servir el plato, sacamos las endivias y las cortamos. Hay personas que las cortan en trozos pequeños, otros las cortan por la mitad y yo soy de las que las cortan en 4. Por supuesto, la, base de la endivia y las 2 o 3 hojas de fuera se deshecha.

Disponemos en el plato. No es bueno que las envidias estén mojadas, porque amargan.

Después con la ayuda de una cuchara, vamos poniendo salsa Roquefort encima de cada trozo de endivia.

Por último, cogemos un puñado de nueces, las picas y las ponemos por encima y ya tenéis listo un plato sencillísimo, pero absolutamente delicioso.

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. carbayon1970 dice:

    Yo las hago muchas veces pero con Cabrales, me encantan

    Le gusta a 1 persona

    1. Mi marido adora el cabrales!! Le hago la salsa pero con carne 🙂 Gracias por tu comentario

      Le gusta a 1 persona

  2. Me encanta el queso roquefort! Bueno… me encanta el queso! Así que seguro que me las preparo… y a disfrutar!!!
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. a mi también me encanta el queso y uno de los que más. El roquefort. Están de vicio!!! 🙂

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s