Espaguetis con albóndigas

Hoy traigo otra de mis recetas sencillas. Esas que haces en un momento y que te convierten en la Reina de la casa.

Como sabéis, soy madre de una preciosa niña de cinco años y medio (es importantísimo ese medio, para ella) que le encanta la comida. Sinceramente, no es que hayamos tenido suerte, es que entre que come de todo y desde pequeña le hemos enseñado a que lo verde se come y el pescado es fuente de energía, no tenemos problemas con ella. Es mas, tenemos problemas cuando salimos a restaurantes, porque le ofrecen el menú infantil, que ya sabéis que suele ser pasta con tomate y/o pollo empanado, y ella se nos pone a llorar, porque la pasta no es su plato favorito.

Solo hay dos sitios donde se come la pasta. La primera en el cole y es que ella ya sabe que el cole te ponen lo que toca y tienes dos opciones, o te lo comes o no te lo comes (con al consecuencia de pasar hambre) y el segundo, un restaurante Italiano, del que ya he hablado en este blog: SportsBar Italian Food, en este restaurante siempre, siempre, siempre, se pide Spaghetti alla Carbonara. Es verdad que alguna vez se ha pedido pizza, pero se pirra por los spaghetti.

Así que un día pensé en combinar algo que a ella le gusta las albóndigas con tomate y un poco de pasta. Y aunque al principio se enfadó y no quería probarlo, al final se chupaba los dedos.

Ingredientes para los espaguetis con albóndigas

  • 400 gr. carne picada mixta (cerdo + vacuno)
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • 2 – 3 dientes ajo
  • Sal
  • Aceite
  • Especias al gusto
  • Harina
  • Cebolla (opcional)
  • Espaguetis
  • Tomate frito (podéis hacerlo casero, como ya os he enseñado en otras recetas o comprarlo hecho)

Receta

Lo primero que debemos hacer es la mezcla para las albóndigas. Para hacer esta albóndiga más pequeña, para la pasta, normalmente hago una masa normal, no le echo pan de molde mojado en leche, porque realmente aunque quedan más jugosas este tipo de receta no es necesario, pero cada uno puede ponerle lo que más desee.

Así que mezclamos un poco los dos tipos de carne picada, para que se deshagan y se vaya ablandando. Una vez hecho esto, le echamos el huevo, normalmente suelo poner para 400 gr de carne, un huevo tamaño M.

Mezclamos bien el huevo con la carne, sea con la mano o con una espátula. Cuando está bien mezclado, añadimos el ajo, la sal y las especias que le quieras poner. Yo normalmente hago una mezcla de varias especias para carne, porque pienso que es a gusto del que hace la mezcla.

En este punto, también añadiríamos la cebolla, si queremos ponerla. En este caso, yo no le pongo, porque a mi hija no le gustan nada y prefiero dejarla para cuando hago las albóndigas en salsa.

Y por último añadimos el pan rallado. No me gusta que quede apelmazada por el pan rallado, así que le pongo dos cucharas soperas, remuevo y si veo que necesita un poco más, se lo añado, si no, lo dejo tal cual.

Es el momento de poner a hervir la pasta. En nuestro caso, espaguetis nº 7 de Barilla. Nos encanta esta marca para la pasta y es la única que entra en casa. Seguimos las instrucciones de cocción del fabricante.

Mientras la pasta hierve, podemos hacer las bolas de las albóndigas. Cuando hago pasta las albóndigas son más pequeñas, para que puedas pincharla con la pasta y comértela entera. Pero esto es a gusto del que cocina, así que las haces del tamaño que más te gusten.

Una vez hechas las bolas, las pasamos por harina y ponemos una sartén de fondo alto con un buen chorro de aceite al fuego. Cuando el aceite empiece a calentar, pero no esté ardiendo, empezamos a poner las albóndigas y dejamos que se vayan haciendo por fuera, para tenerlo más controlado y que no se quemen, es mejor poner el fuego a la mitad. Removemos para que no se nos peguen y cuando veamos que tienen un bonito color dorado echamos la salsa.

Ya sabéis que me encanta hacer el tomate casero y por eso, muchas veces, lo tengo ya preparado en botes, para que podamos utilizarlo en todas las recetas que nos apetezca. Pero ya sabéis que podéis utilizar tomate frito ya preparado. Incluso, si os gusta, podéis hacer un sofrito de tomate con verduras varias, que le dará un toque muy especial.

Echamos la salsa, removemos y bajamos el fuego al mínimo, para que la salsa vaya calentando, pero no se queme en el fondo. Removemos. Cuando esté caliente es el momento de echar la pasta, que ya tendréis cocida y escurrida.

Con ayuda de unas pinzas, mientras el fuego está al mínimo, vamos removiendo los espaguetis para que se impregnen de salsa y las albóndigas se mezclen con la pasta.

Ahora solo queda servir y disfrutar de un plato de pasta con albóndigas. ¡Ah! en nuestra casa siempre le ponemos queso parmeggiano regiano para acompañar, un toque delicioso.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Que ricos!!
    No sabía que hacer para comer hoy, pero me acabas de dar la idea!! Albóndigas para todos!!

    Me gusta

    1. Genial!!! Como me alegro de haberte dado una idea 🙂 🙂

      Me gusta

  2. Ahora tengo hambre 😂😂😂
    Dos recetas en una! Albóndigas y pasta! Me encanta.
    Un abrazo

    Me gusta

    1. Genial!! Pues ya sabes… deliciosa y fácil de hacer, seguro que en casa se chupan los dedos 🙂

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s