Empedrado de Garbanzos

Hoy traigo una receta sencilla, pero la sencillez no está reñida con lo delicioso.

En verano pocas veces nos gusta estar en la cocina más de lo necesario. Hace calor y solo de pensar que tenemos que encender el horno, los fogones y estar cocinando horas, pffff, personalmente se me hace muy cuesta arriba. Por ello, siempre tengo platos sencillos y fríos, para días en los que la pereza se apodera de mi y es el caso de este sencillo plato: Empedrado de garbanzos.

Como veréis, si buscáis por internet, esta receta tiene muchas variantes, ya que el empedrado de garbanzos es una ensalada, donde algunas personas les ponen sardinas o bacalao. Otros le echan arroz, otros les ponen ajetes tiernos y así con muchos ingredientes.

Aquí os dejo mi versión.

Ingredientes

  • 200 gr de garbanzos cocidos
  • 1 huevo
  • 1 lata de atún
  • 1 tomate pera
  • 1 puñado de olivas negras
  • 2 cdas de maíz
  • 1/2 cebolla
  • AOVE
  • Sal
  • Vinagre de vino

Receta

Lo primero que tendremos que hacer es cocer el huevo, ya que es el único ingrediente que tiene que ser cocinado.

Si tienes cebolla morada, está más bueno. Yo esta vez, usé cebolla blanca porque se me había acabado la morada. Como véis, esta receta también te sirve como receta de aprovechamiento.

Mientras tanto, saco los garbanzos del bote (para esta receta los compro ya cocidos) y los pongo en el escurridor para que saquen el exceso de agua y queden secos. Hay gente que, incluso, los lava, pero yo no lo hago.

Ahora cortamos la cebolla. Yo la corto en brunoise, es decir en dados pequeños. Después corto el tomate, también a dados. Escurro el maíz de la lata y las olivas negras. Las olivas las puedes cortar, si te gusta más, yo las dejo enteras.

Cuando el huevo está cocido y frío, lo pelamos y cortamos, igual que la cebolla y el tomate.

Ahora solo nos queda mezclar los ingredientes. Lo mejor es ponerlo todo en un bol: Garbanzos, tomate, cebolla, maíz, olivas y atún (siempre lo compro en aceite de oliva, pero podéis utilizar el que tengáis en casa). Una vez puestos todos los ingredientes, ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, sal y vinagre de vino. Con ayuda de dos espátulas removemos todos los ingredientes para que se impregnen bien. Tapar el bol con film transparente.

Metemos la mezcla en la nevera durante 30 minutos, mínimo, para que esté bien fresquita, sacar, destapar y servir.

Lo dicho, una receta sencilla, pero también deliciosa.

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Tiene muy buena pinta! Yo lo preparo algo distinto pero similar. Siempre es bueno conocer variantes de un mismo plato.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí. Está super rica! 🙂 Hay muchas variantes. A veces le pongo pimientos o sardinas. El límite está en lo que tenemos en la nevera.

      Me gusta

  2. Me encantan los empedrados (y más los de garbanzos), aportan frescura de cara un plato de verano (de esos para llevarse de picnic o a la playa)… De-li-cio-so

    Le gusta a 1 persona

    1. es un plato super sencillo, pero está delicioso y como dices, aportan frescura 🙂

      Me gusta

  3. El empedrado siempre lo he preparado con judías blancas, no se me había ocurrido lo de los garbanzos! Habrá que probar porqué pinta genial!!

    Le gusta a 1 persona

    1. sí!!! nosotros en casa lo hacemos con las dos opciones y dependiendo de cuál, le ponemos una cosa u otra 🙂

      Me gusta

Responder a Madre Superada Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s